Irina Nistor: la mujer que dobló más de 5.000 películas prohibidas en Rumanía

Irina Nistor: la mujer que dobló más de 5.000 películas prohibidas en Rumanía

La voz más conocida en Rumanía tiene nombre de mujer y pertenece a Irina Nistor, la que fuera traductora de los programas de televisión durante la dictadura de la República Socialista de Rumanía de Nicolae Ceaucescu.

Puesto que durante el régimen las películas fueron prohibidas y perseguidas, Irina, apoyada por su jefe comenzó a traducir los títulos más taquilleros. De este modo fue como el contrabando de cintas VHS comenzó a circular por el país abriendo un mundo totalmente desconocido a la población rumana.

En total serían más de 5.000 películas las que dobló Irina desde 1986 hasta la caída del régimen comunista. Desde clásicos como Taxi Driver, El último tango en París o películas de acción como Rambo. Y sin importar si los personajes eran masculinos o femeninos. Irina doblaba cualquier voz: Chuck Norris, Julie Christie, Sylvester Stallone, Robert de Niro,...

Hasta hace muy poco, nadie conocía a Irina, pero toda la población de Rumanía siempre se había preguntado por qué todos los personajes que habían visto en las películas tenían la misma voz.

Recientemente The New York Times ha dedicado un vídeo a esta profesional titulado VHS vs. comunismo y hemos podido conocer su historia. Este reportaje cuenta cómo Irina se ha convertido en leyenda en Rumanía y cómo su labor contribuyó también a poner fin a la dictadura a través de guiones cinematográficos que introducían mensajes de insubordinación y cambio. También es posible encontrar homenajes a su labor en documentales como Chuck Norris vs. el comunismo en Netflix.

En The Global, nos declaramos admiradores de la encomiable labor de interpretación de Irina, así que hemos decidido homenajearla con este playground.

 

Nos apasiona el mundo de la traducción y la interpretación. Si te ocurre lo mismo, y estás pensando en formarte en el sector, descarga la siguiente guía "Oportunidades profesionales para traductores e intérpretes". Te deseamos un futuro laboral tan apasionante como el de Irina.

Oportunidades profesionales para traductores e intérpretes